Foto: IMAGO 7

Desde la llegada del colombiano Juan Carlos Osorio a la selección, los mexicanos han sido testigos de diversos cambios, algunos de ellos solicitados por jugadores e incluso por el estratega pero hay uno que todavía no le cumplen al ‘Mister’, abandonar el estadio Azteca y jugar en el interior de la República.

La nueva era del combinado tricolor se ha caracterizado por innovar en distintos aspectos pero la Federación se sigue negando al cambio de sede, necesario y deseado por todos los aficionados al futbol mexicano.

El estadio Azteca ha perdido fuerza con el paso de los años y a pesar de la remodelación de algunos palcos, la disminución de butacas, así como la nueva área lounge en las laterales del campo no le ha bastado para arropar a la selección en sus duelos de los últimos 3 hexagonales.

Basta con recordar el camino a Sudáfrica en 2010 y la agonía para conseguir el boleto en 2014.

Aunque se logró clasificar a dichas competencias, la Selección Mexicana se vio debilitada al jugar sus partidos de local, los resultados no se daban y la presión del aficionado capitalino parecía jugarle en contra a los jugadores.

Hoy día, la globalización y oferta de nuevos, funcionales y atractivos estadios en México, obliga a ‘El TRI’ a salir del Azteca y crear nuevos adeptos a su producto en ciudades como Monterrey, Guadalajara, Tijuana, Torreón entre otras.

A pesar de que el timonel de la selección ha mostrado su interés en distintas entrevistas, por jugar al interior de la república, la FMF se sigue negando a la petición de Osorio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here