Bashar Al Asad, acusó a Estados Unidos de impedir la investigación del ataque químico, pues según él, no se llevó a cabo tal hecho y todo es un invento.

Moscú Bashar Al Asad, presidente de Siria, acusó a Estados Unidos y a Occidente de impedir la investigación del ataque químico perpetrado el 4 de abril en la ciudad de Jan Shijún, en el que murieron más de 80 personas.

“Enviamos una carta a la ONU en la que pedimos que enviará una delegación de expertos para investigar lo ocurrido en Jan Shijún. Pero, evidentemente, hasta ahora no han enviado a nadie, ya que Occidente y Estados Unidos bloquean la llegada de cualquier delegación”, dijo.

Asad, responsabiliza directamente del ataque a Occidente se mostró convencido de que si se enviaran expertos a la provincia de Idlib “descubrirán que todos sus relatos de lo que ocurrió en Jan Shijún y el ataque contra la base aérea de Shairat fueron una mentira”.

El líder sirio insistió en que, en realidad, en Jan Shijún no tuvo lugar ningún ataque químico y que todo fue una “provocación” orquestada por Estados Unidos.

Dijo además que en el bombardeo contra Shairat ningún militar sirio resultó intoxicado, por lo que se demuestra que no había ni rastro de armas químicas, y que la aviación siria no realizaba ningún bombardeo en el momento del ataque contra Jan Shijún.

El presidente sirio dijo que las imágenes de la gente ayudando a las víctimas del bombardeo sin máscaras ni guantes demuestra que los protejan del supuesto gas, solo demuestran que en ningún caso se llegó a usar gas sarín.

Por último Asad negó la detención en la frontera entre Siria e Irak del máximo líder del grupo yihadista Estado Islámico (EI), Abu Bakr al Bagdadi, al recordar que dicho sector fronterizo está bajo control del citado grupo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here