La DEA ha avisado a Iván Reyes Arzate, ex-directivo en la Policía Federal, que alertaba a los narcos para que no los atraparan.

Ciudad de México.- El ex-director general de Apoyo Táctico contra el Narcotráfico y Delitos Conexos de la Policía Federal, Iván Reyes Arzate, evitó a toda costa que los líderes de los Beltrán Leyva fuesen detenidos por la DEA y las fuerzas federales en México.

Según la acusación de una Corte de Distrito de Illinois, la cual hizo pública el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Reyes fue conocido entre los capos como “La Reina” y alertaba a los narcos que las autoridades interceptaban sus celulares, e inclusive reveló a los criminales la identidad de un agente especial de la DEA que se había infiltrado al cártel para reunir pruebas en su contra.

Manelich Castilla, el comisionado general de la Policía Federal, ayer informó que Reyes Arzate fue separado de su cargo en el año 2006, cuando se había sospechado que colaboraba con dicho cártel y que luego el mando policiaco se entregó a la Fiscalía de Chicago.

Asimismo, una conversación telefónica se detectó en la Ciudad de México, en la que los integrantes del cártel surgió el nombre de Reyes.
Cabe destacar que en 2016, Reyes dirigió un operativo con la DEA contra lavado de dinero y narcotráfico de una asociación criminal liderada por un ex-operador del cártel de los Beltrán Leyva, Ángel Domínguez.

De acuerdo a varios testigos, Reyes Arzate también colaboraba con los Beltrán Leyva desde el año 2008, mientras que en 2009 se reunió con El Barbas para entregarle información sobre varios decomisos de cocaína y, a cambio, se le dio tres millones de dólares. Con los Beltrán muertos o en la cárcel, el ex-mando empezó a trabajar para Domínguez.

Visita Plasma

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here