Un medio estadounidense reveló fotografías del explosivo lo cual no fue del agrado de las autoridades británicas.

La bomba detonada en Manchester por un joven kamikaze, era potente y sofisticada, según las fotos de la policía británica que fueron reveladas en las últimas horas.

El análisis inicial de la bomba, con base en elementos fotografiados y recolectados en la escena del crimen, no permite deducir la cantidad o el tipo de explosivo del que estaba compuesta la carga, pero hace pensar que se trataba de un dispositivo artesanal fabricado tras una “profunda reflexión y con cuidado”, según un medio internacional, el cual publicó en exclusiva ocho fotos en las que se ven diferentes elementos del explosivo, desde el detonador hasta una batería, pasando por fragmentos de una mochila azul y pedazos de metal y de tornillos.

Las fotos fueron analizadas por personas especializadas en manejo de explosivos por lo que se pudo deducir que la bomba era “potente, dotada de una carga ultra rápida, pero también que la metralla fue dispuesta con cuidado y metódicamente” con el fin de causar el mayor daño posible.

La bomba era suficientemente potente como para propulsar el torso del kamikaze lejos de la explosión y causar devastación en un gran semicírculo, en el que estaban la mayoría de las víctimas.

Luego de la revelación de estas fotografías, las autoridades británicas están “furiosas” con Estados Unidos, pues varios datos de la investigación del atentado fueran filtrados, incluyendo las fotos de la bomba utilizada.

La Ministra de Interior británica, Amber Rudd, se quejó de que información compartida con el Departamento de Seguridad Interior de EU y con otras agencias de inteligencia fueron filtrados a la prensa estadounidense, incluso antes de que las autoridades en el Reino Unido decidieran divulgarlas.

En una entrevista para la BBC, Rudd afirmó que ese comportamiento de la administración del presidente Donald Trump, fue “muy molesto”, y aseguró que así se lo ha expresado a Washington.

“He sido muy, muy clara con nuestros amigos de que eso no debe repetirse”, sentenció la ministra.
Rudd dijo que incluso la filtración pudo socavar la estrategia de la policía británica, principalmente el “elemento sorpresa”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here