El atentado ocurrió en el barrio en donde están ubicadas las embajadas.

Cerca de 90 personas perdieron la vida y más 400 resultaron heridas, a causa de un atentado con camión-bomba en el barrio diplomático de Kabul, marcando un sangriento comienzo del Ramadán, mes de ayuno sagrado musulmán.

“La explosión [estuvo] causada por una cisterna de agua que contenía más de una tonelada y media de explosivos. Dejó un cráter de siete metros de profundidad”, indicó una fuente occidental en Kabul.

La explosión causó numerosos daños en los alrededores, sin embargo, dicho ataque no ha sido reivindicado.

La agencia de inteligencia de Afganistán acusó a la red yihadista Haqqani, aliada de los talibán, de haber perpetrado el ataque. Pero los talibán, que anunciaron a fin de abril el inicio de su “ofensiva de primavera”, afirmaron en Twitter no estar implicados en este atentado de Kabul, que condenaron “con firmeza”.

En el pasado los talibán no reivindicaron los atentados en los que la cantidad de víctimas civiles resultaba ser muy elevada. La organización yihadista Estado Islámico (EI), autora de varios atentados sangrientos en Kabul en los últimos meses.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here