El ladrón veía en su acción una forma de “compensar los daños”.

Un peculiar ladrón de bancos fue detenido en Kiev, Ucrania… ¿su principal peculiaridad? Regalar chocolates después de cada atraco, pues consideraba que ello era una forma de “compensar los daños”.

El delincuente había sido buscado por las autoridades desde hace más de un año, pero fue hasta hoy que se dio con su paradero.

“El detenido ha confesado más de 30 delitos cometidos en Kiev y otras ciudades, pero nosotros por ahora podemos probar solo 14 casos de atraco a punta de pistola”, informó el jefe de la Policía Kievita, Andrei Krischenko.

Bombones y chocolates era lo que el ladrón solía obsequiar a los empleados de las entidades bancarias con el objetivo de “indemnizarlos” por las molestias ocasionadas.

“Ese era su modus operandi”, recalcó un portavoz policial.

Tras la detención, el ladrón argumentó que se dedicaba a la “expropiación de lo robado por otros”, y que posteriormente lo invertía en proyectos benéficos, aunque también gastaba en “necesidades propias”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here