La Fiscalía General de Chiapas, a través de la Fiscalía de Distrito Metropolitano, determinó tras una investigación que el ataque con arma de fuego al vehículo de Ameth Samayoa Martínez, fue resultado de una deuda entre el agresor y el agredido, mismo que otorgó el perdón al imputado por los daños causados.

El resultado de la investigación realizada por la Fiscalía General del Estado, que encabeza Jorge Luis Llaven Abarca, refrenda el compromiso de la institución con la ciudadanía para que ningún delito quede impune.

En el incidente ocurrió el 10 de marzo en la colonia Paraíso II de Tuxtla Gutiérrez, se determinó que quien disparó contra el vehículo de Ameth Samayoa, fue el ciudadano José “N” desde el interior del automóvil de su propiedad.

El 27 de marzo se presentó ante el Ministerio Público el ciudadano José “N”, quien manifestó ser amigo de Ameth Samayoa Martínez, señalando que él causó los daños al vehículo debido a que éste no le ha pagado 80 mil pesos que le prestó en 2018.

Añadió que Ameth Samayoa Martínez ofreció pagarle con un vehículo marca BMW que le regaló su padre, aunque siempre que llegaba la fecha se rehusaba a saldar la deuda.

Derivado de esta negativa de pago, José “N” disparó con un arma 9 milímetros al vehículo de Ameth Samayoa en distintas ocasiones.