“Eliminamos los puestos de secretarios particulares, privados, de directores adjuntos. Retiramos los servicios de escolta y protección que no tienen ninguna justificación”, señaló también Bonilla.

Entre las medidas de austeridad anunciadas por Jaime Bonilla, destacan la prohibición para adquirir vehículos de lujo, así como el pago de celulares para uso de la administración estatal.

“Vamos a reducir al mínimo indispensable la flotilla de vehículos que no estén destinados a funciones sustantivas. El gobierno no permitirá derroches y menos cubrirá gastos innecesarios”, dijo el Gobernador.