Quedaría un espacio de 160 hectáreas para generar parques comerciales y habitacionales, señala Abel Guerra.

La entrada en vigor de la nueva Ley Ferroviaria, legislación impulsada por el arquitecto Abel Guerra, abriría el próximo año la posibilidad de crear múltiples proyectos en beneficio de la Zona Metropolitana de Monterrey.

El también urbanista explicó que con este nuevo marco legal se tiene que construir un Libramiento Ferroviario fuera de la “mancha urbana”, lo que sacará de la ciudad al 90 por ciento de los trenes que actualmente circulan por la metrópoli.

Además, Abel Guerra indicó que esta obra dejaría un terreno para realizar proyectos sustentables en el patio de trenes ubicado sobre la avenida Manuel L. Barragán, el cual quedaría en desuso.

Este terreno consta de 160 hectáreas de extensión, superficie que podría utilizarse para la creación de áreas verdes, comerciales, habitacionales y deportivas, consideró el arquitecto.

Abel Guerra manifestó que de esta manera se podría mejorar el entorno de Monterrey de manera sustentable e integral.