Hace un año que la Ciudad vivió uno de sus momentos más duros cuando un joven atacó a balazos a sus compañeros en el Colegio Americano del Noreste y ayer esta preocupación se vivió en Apodaca.

Trascendió que un alumno de cuarto grado, en la primaria Héroes de la Independencia, llevó una pistola de juguete a su salón de clases, con la que amenazó a sus compañeros, por lo que estos se tiraron al piso.

Juana Rodríguez, la abuela de uno de los menores, contó lo que su nieto le dijo sobre lo sucedido.

“Él me comentó que un niño sacó una pistola y que dijo:’Voy a aventar plomo’, empezaron a gritar unas (niñas) y se empezaron a tirar al suelo, el maestro no estaba en ese rato.

“Un maestro nos dijo que era de juguete, la situación es que, sea o no sea de juguete, muchos niños cayeron en pánico.

“Usted me recalca que de juguete, ya mandaron traer a dos niños que tocaron el arma y que sí era de juguete, pero yo les exijo que se haga operación mochila”, declaró.

Algunas fuentes han dicho que mientras la mayoría se asustó hubo algunos alumnos que tocaron lo que aparentemente era una pistola.

La mañana de ayer los padres de los niños acudieron a la institución para exigir una investigación y una explicación de lo acontecido en la mañana del martes.

Tras sostener una reunión con el menor y su madre, además de otros padres de familia de los alumnos de cuarto grado, se informó que el arma era de juguete.

La alarma llegó hasta el personal de Seguridad Escolar, quienes acudieron al plantel para atender la situación y se acordó que los padres de familia realizarían operación mochila.

Elementos de la Procuraduría de Justicia del Estado también atendieron el llamado, pero se les negó el acceso, ya que se necesitaba la presencia de personal de Seguridad Escolar y una solicitud por escrito.