En ésta temporada vacacional es importante que cuidemos el agua y que no se desperdicie, por lo que te dejamos aquí algunos consejos para ahorrar lo más posible.

Después de cocer verduras o carne, usa ese mismo caldo para hacer sopas u otros guisados, o si vas a calentar o hervir agua no llenes el recipiente más de lo necesario.

Los alimentos los puedes descongelar a temperatura ambiente, así como lavar frutas y verduras en un recipiente con agua, que después puedes reutilizar para regar plantas y tu jardín.

Usa moldes de plástico flexible para tus cubos de hielo, de esta forma no necesitarás agua para removerlos.

Para el lavado de los trastes, sólo mójalos en una ocasión, y en caso de que éstos estén llenos de grasa, utiliza agua caliente pero enjabónalos con la llave cerrada y enjuágalos bajo un chorro moderado de agua.

No tires al drenaje cualquier tipo de residuo orgánico que quede en los trastes sucios, mejor deposítalo en la basura.

Durante estos días de Semana Santa verifica que tu casa no tenga fugas, vigila el estado de los herrajes, flotadores, válvulas de admisión y de sellado e instala dispositivos ahorradores de agua en lugares clave.