“Voy a firmar la emergencia nacional”, dijo Trump desde la Casa Blanca, al tiempo que justificó la decisión por lo que dijo es “una invasión de traficantes, drogas y criminales en la frontera”.

La declaratoria le permite esquivar esa oposición de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes a financiar el muro que prometió en la campaña.

La medida llega junto a la aprobación del presupuesto negociado por republicanos y demócratas en el Congreso para evitar un nuevo cierre del gobierno y que prevé un fondo de US$1.300 millones para garantizar la seguridad fronteriza a través de elementos como barreras físicas.

Esta cantidad acordada está lejos de los US$5.700 millones que el mandatario demandaba para el muro a lo largo de toda la frontera con México.

Cuando la Casa Blanca anunció el jueves que el presidente declararía la emergencia, líderes demócratas acusaron al presidente de estar a punto de cometer un “grave abuso de poder”.

Qué es la emergencia nacional

La ley de Emergencia Nacional fue establecida para casos de crisis de gran escala, algo que Trump asegura que está ocurriendo con la inmigración irregular en la frontera sur y que la mayoría de los expertos niegan.

De hecho, la mayoría de los inmigrantes que se encuentran en el país en situación irregular entraron en el país de manera legal y luego se quedaron después de la fecha de expiración de la visa.