Cada una de las familias afectadas por la explosión de la toma clandestina en Tlahuelilpan, Hidalgo, recibirá 15 mil pesos por parte del gobierno federal.

Estos recursos serán entregados a familiares de personas que murieron, que resultaron heridas o que se encuentran desparecidas por el incidente del pasado 18 de enero, reportó Reforma.

La ayuda se le entregará a 200 familias, aunque la cifra puede aumentar, debido a que la censo todavía no termina, según el diario.

La entrega, aprobada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, será a través de la Secretaría del Bienestar a hijos o hijas, padre o madre, cónyuge de las víctimas.

Tras la entrega de esta ayuda, las familias serán integradas a programas sociales.