Durante una conferencia con alumnos de la U-ERRE, el arquitecto Abel Guerra dijo que la Ley Ferroviaria permitiría que el espacio que actualmente ocupa el patio de trenes sería usado para construir áreas verdes que beneficien a la ciudad.

La normativa, que ha sido promovida por el también urbanista desde el 2015, mencionó que se debe construir un Libramiento Ferroviario y convertir el patio ferrocarrilero en otro “Parque Fundidora” que daría un respiro a la metrópoli.

Esta legislación, promovida por Abel Guerra desde el 2015, sacaría de circulación a casi el 90 por ciento de trenes que antes cruzaban la ciudad, por lo que las vías férreas quedarían en desuso para proyectos de infraestructura.

“El costo de inversión que se requeriría para este tipo de planes sería algo menor, ya que no se tendría que invertir en infraestructura nueva”, afirmó en entrevista.

Abel Guerra resaltó la importancia de este proyecto por los altos índices de contaminación que se han presentado en los últimos días, por lo que este plan contribuiría a purificar el aire de la Zona Metropolitana de Monterrey.

Además, agregó que dejarían beneficios turísticos, pues los visitantes de otros estados y países buscarían vacacionar en la entidad.

Esto también beneficiaría la movilidad sustentable, pues con el 90 por ciento de trenes fuera de la metrópoli se podrían usar las vías férreas para construir un tren ligero que no contamine y recorte el tiempo de traslado de los usuarios.