El Congreso de la Ciudad de México mantiene en el límite de tiempo la designación de los nuevos comisionados ciudadanos del Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México (InfoDF).

Entre los conflictos detectados está la relación entre diputados y ciudadanos elegidos para conformar el organismo, lo cual implicaría un conflicto de intereses.

En el dictamen que había sido aprobado la noche del miércoles 12 de diciembre quedaron palomeados los nombres de Carmen Nava Polina y Julio César Bonilla Gutiérrez, para el periodo 2018-2025; Marina Alicia San Martín Rebolloso y Arístides Rodrigo Guerrero García quienes permanecerían en el cargo del 2018 al 2024.

Sin embargo, en el caso de Julio César Bonilla se puso en tela de juicio su parcialidad debido a la amistad de años que sostiene con Carlos Castillo, presidente de la Comisión de transparencia en el Congreso de la CDMX.

Es el mismo Carlos Castillo, quien dio a conocer que se pospuso al martes la votación en el plano argumentando “carga de trabajo y para dar prioridad a la aprobación de la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo y de la Administración Pública”.

Pese a descartar que se cambie el dictamen, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Ricardo Ruiz, aseguró que el dejar para la próxima sesión estos nombramientos, responde a un acuerdo que se tomó entre los legisladores

“No importa si el INFO-DF espera unos días más (…). Si ya estuvo siete meses sin pleno”, expresó Ruiz.

Por su parte la designación de Carmen Nava Polina fue cuestionada por olvidar proteger los datos personales de diputados constituyentes, activistas, e incluso ciudadanos.

Razón por la cual la única comisionada ciudadana del INFODF, Elsa Bibiana Peralta aseguró que “es difícil comprender su aspiración a convertirse en comisionada ciudadana del instituto que, precisamente, está encargado de la protección de los datos personales en la Ciudad de México”.